Armónica para niños

La armónica para niños es el instrumento musical ideal para que tu peque empiece a tocar sus primeras notas.

Es un instrumento económico con el que podrá crear melodías fácilmente desde bien pequeño e irlas perfeccionando a medida que crezca.

Te explicamos cuáles son las mejores armónicas, las marcas más recomendables y qué armónica te aconsejamos según la edad de tu hijo.

Las mejores armónicas para niños

A la hora de comprar una armónica para niños te darás cuenta de que el mercado es muy amplio.

Existen muchos fabricantes de armónicas, aunque si hay una marca consolidada en este sector, esta es Hohner.

6,90€
in stock
2 Nuevo Desde 6,90€
Amazon.es
Envío gratuito
15,75€
16,90
in stock
12 Nuevo Desde 15,75€
Amazon.es
Envío gratuito
25,00€
in stock
14 Nuevo Desde 24,98€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 18 diciembre, 2018 3:04 pm

Esta marca alemana, que también fabrica armónicas para profesionales, tiene armónicas de mucha calidad, tanto en materiales como en sonido. Así que, a la hora de comprar una armónica infantil, te recomendamos que eches un vistazo a los modelos de Hohner.

Armónicas para niños pequeños

Si tienes un niño pequeño y esta va a ser su primera experiencia con una armónica una buena opción es comprarle un modelo que tenga dibujos o que sea de algún color.

6,00€
in stock
5 Nuevo Desde 6,00€
Amazon.es
7,99€
8,99
in stock
1 Nuevo Desde 7,99€
Amazon.es
Envío gratuito
11,75€
in stock
2 Nuevo Desde 7,15€
1 Usado Desde 9,90€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 18 diciembre, 2018 3:04 pm

Generalmente las armónicas son de color plateado, así que escoger alguna con un motivo divertido puede llamarle más la atención.

Estos modelos infantiles suelen ser más sencillos y con un sonido no tan nítido como modelos más avanzados. Son ideales para empezar a familiarizarse con el instrumento y, además, suelen ser armónicas baratas.

¿Cuales son los tipos de armónica?

Si tu hijo ya es un poco más mayor es probable que ya quiera una armónica adecuada a su edad. Verás que se existen dos tipos de armónica diferentes: las diatónicas y las cromáticas.

Armónica diatónica

La armónica diatónica es la más habitual, la que encontrarás en la mayoría de sitios.

Tiene diez agujeros en la embocadura y es de un tamaño pequeño. Resultan muy prácticas para poder disfrutar de la música donde quiera que tu hijo vaya, ya sea con los amigos o la família.

Al tener un único tono, tienes que fijarte en la afinación a la hora de comprarla.

No hay un estándar, lo más habitual es comprar varias e ir cambiando en función del tono en el que esté la canción que queremos tocar o en el tono del acompañamiento.

Es probable que también hayas oído hablar de la armónica diatónica como armónica de blues.

Armónica cromática

Las armónicas cromáticas son un tipo de armónica más compleja, que permite tocar escalas cromáticas completas.

Son mucho menos habituales y funcionan con una palanca en su lateral que permite cambiar de escala cuando quieras, para poder tocar más notas.

Al ser más complejas de utilizar, no las recomendamos para niños pequeños.

Si tu hijo es un poco mayor y está estudiando música o quiere profundizar en el mundo de las armónicas puede ser la armónica más adecuada, en especial si quiere tocar piezas de música clásica o jazz.

Las armónicas cromáticas también son conocidas como Chromonicas.

¿Por qué comprar una armónica para niños?

Una armónica es un instrumento sencillo de utilizar y con el que tus hijos enseguida se podrán familiarizar. Aquí te damos algunos motivos por los que comprar una armónica para niños es una buena opción:

  • Empezar a crear melodías no requiere un gran conocimiento musical.
  • Es un instrumento económico, ideal para adentrarse en el mundo de la música
  • Favorece la creatividad de los más pequeños
  • Hace que los más pequeños mejoren su sentido del ritmo

Si estás pensando en comprar el primer instrumento infantil para tu peque, una armónica para niños puede ser una de las mejores opciones.

¡Es más pequeña que una guitarra y hace menos ruido que una batería!

¡Porque no hay mejor regalo que el regalo de la música!