Batería electrónica para niños

Una batería electrónica para niños es una buena opción si nuestro peque quiere iniciarse en la sección rítmica. Si estás pensando en comprar una batería electrónica, aquí encontrarás algunas ideas.

Esta opción puede resultar más interesante que comprar una batería para niños, pero es muy importante que vigiles cuando el peque la use con cascos. Algunas de estas baterías plegables se fabrican fuera de la Unión Europea y las leyes son distintas.

Asegúrate que el volumen no está demasiado alto para que no se dañe el oído.

Batería electrónica plegable para niños

Estas baterías electrónicas infantiles o kits de batería de iniciación suelen ser de silicona o de goma, son enrollables (tipo roll-up) y cuentan con un regulador de volumen y con una entrada para que el peque pueda tocar con cascos.

PADs de percusión para niños

Las baterías electrónicas compactas o pads de percusión, son el siguiente nivel de batería electrónica infantil.

Tienen más sensibilidad que las plegables y ofrecen sensaciones más similares a tocar una batería real, con la ventaja de que ocupan menos espacio y que se pueden tocar con cascos.

81,45€
2 Nuevo Desde 74,00€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 14 agosto, 2018 3:53 pm

Batería electrónica para niños

Si lo que buscáis es lo más parecido a una batería acústica pero sin tanto ruido, la batería electrónica infantil puede ser una buena opción. Aquí hay menos diferencia con una batería electrónica para adultos, salvo porque al ser pads en lugar de cajas acústicas pueden regularse en altura más fácilmente.

Estas baterías tienen más recorrido, y pueden ser muy buena opción si tu peque ya no es tan peque y lo que quieres es comprar una batería para un adolescente.

399,00€
2 Nuevo Desde 399,00€
Amazon.es
Envío gratuito
359,00€
5 Nuevo Desde 359,00€
Amazon.es
339,00€
3 Nuevo Desde 339,00€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 14 agosto, 2018 3:53 pm

¿Cuando comprar una batería electrónica infantil?

Como siempre, si el espacio resulta un problema o queremos poder montar y desmontar fácilmente el instrumento, las baterías plegables son una buena opción.

Aunque resultan un poco más caras que las baterías de juguete, en caso de que pierda el interés no ocupará mucho espacio en casa.

Con esta opción, podrá practicar en el sofá o en su habitación, hacen menos ruido que las baterías acústicas y descubrirá el ritmo.

También es muy divertido usar este tipo de baterías para que toquen encima de sus canciones favoritas y que aprenda a distinguir los ritmos y las distintas secciones o partes de la batería: el bombo, la caja, el hi-hat o el crash y que sepa cómo colocarlos correctamente.

Una batería electrónica para niños puede ser una buena idea para iniciarse en este instrumento musical, y puede resultar más económica que una batería acústica de iniciación.

Breve historia de la batería electrónica

Felix Visser, batería de la banda Alemana de pop the VIPs, modificó en el año 1967 una caja electrónica de ritmos Ace Tone diseñada por Ikutaro Kakehashi (fundador de Roland Corporation Japan años después). Aquí puedes ver cómo es:

Esas cajas de ritmos estaban pensadas para reproducir ritmos pre-programados, pero Visser añadió una plancha con circuitos impresos que conectó a la caja de ritmos. Al golpear esos circuitos impresos con las manos se realizaba el contacto y se disparaba el sonido.

En 1971, el batería de los Moody Blues grabó por primera vez una batería electrónica en la canción Procession del álbum  Every Good Boy Deserves Favour.